En múltiples ocasiones aplicar la lógica es un buen sistema para encontrar buenos argumentos de venta. Por supuesto, que los productos industriales están concebidos para limpiar más enérgicamente que los de uso doméstico. Lo que pasa es que a veces los envases más prácticos se hacen vitales muchas veces para la utilización de los productos de limpieza.